Introduciendo libro en la cesta

LIBRERIA MAXTOR C/ Fray Luis de León 20. Valladolid 983 305 277
E-MAIL
CLAVE




No hay elementos




BUSCA TU LIBRO EN:

LIBRERÍA (31549)

LA CAÍDA DE LOS DIOSES




Solar, David

EAN / Ref: 9788499708072
LA ESFERA DE LOS LIBROS, S.L.
Año de edición: 2016
Editado en:
Encuadernacion: Cartoné

Idioma: Castellano
Materias: NAZISMO Y 2ª GUERRA MUNDIAL

EDICIÓN CONMEMORATIVA 15 ANIVERSARIO LA ESFERA DE LOS LIBROS
«Estamos ante una obra de lectura asequible y agradecida para quienes deseen conocer cómo condujo Hitler la guerra y por qué la perdió». Xavier Casals, Clío

«Las dotes del periodista y del divulgador, sobresalientes en el caso de David Solar, se ponen de relieve en esta detallada crónica». Octavio Ruiz-Manjón, El Cultural

«Este libro es una síntesis modélica de los errores que condujeron a Alemania a la derrota». Borja Martínez, Leer

El 21 de junio de 1940, cuando Francia capituló en Compiègne, Hitler había ganado la guerra. Aparte del territorio del Reich, dominaba Noruega, Polonia, Checoslovaquia, Países Bajos, Bélgica y Francia. Era aliado de Italia y tenía relaciones muy amistosas con Franco, que le debía la victoria en la guerra civil. Se aprestaba a establecer pactos o a ocupar Finlandia, Dinamarca, Rumanía, Hungría, Bulgaria, Croacia...
Además, mediante un tratado, se había repartido Polonia con Stalin, y el III Reich recibía de la URSS todo tipo de materias primas.
Se ha reiterado que la «pequeña Alemania» sucumbió aplastada por el peso de la mitad de las naciones del mundo. Y eso es verdad sólo a partir de finales de 1941. Antes no. Con la forja de un poderosísimo partido y la remilitarización del país, Hitler había devuelto a Alemania su lugar perdido entre las naciones europeas.
Por tanto, ¿por qué el III Reich sufrió la más espantosa de las mortandades y destrucciones?
David Solar desgrana uno a uno los errores que llevaron a Alemania a perder la guerra que tenía ganada en junio de 1940, cuando Gran Bretaña se quedó sola ante la maquinaria militar que había forjado Adolf Hitler.